Día de los Humedales: Un hot spot de biodiversidad que nos cuida

388

Patricia Torres, Gerente de Reputación y Comunicaciones Corporativas de Natura &Co.

Hacernos conscientes de la importancia de los humedales es clave y justamente hoy que conmemoramos el Día Mundial de los Humedales es una oportunidad para reflexionar acerca de su rol en el ecosistema. Y es que gracias a ellos contamos con agua dulce, mantención de la biodiversidad y además su existencia ayuda a mitigar las consecuencias que genera la crisis climática, retienen y almacenan agua para el consumo humano, conservación de la vida silvestre, entre otras cualidades.

Únicos y sorprendentes, cada uno es un hot spot de biodiversidad de ecosistemas acuáticos que no solo funcionan en equilibrio perfecto, sino que son el hábitat de cientos de peces, anfibios, aves y crustáceos, entre muchos otros. En el mundo hay más de 2.300 humedales, según la Convención de Ramsar –de la cual Chile participa–, y los ha catalogado como protegidos, ya que no solo representan una barrera natural para frenar los efectos meteorológicos y los avances del cambio climático, sino que también son considerados como un patrimonio de incalculable valor para toda la humanidad al ser sumideros de gases de efecto invernadero que concentran hasta el 30% de carbono que existe en todo el planeta.

Es por eso que días como hoy, nos invitan a tomar la real importancia que tienen los humedales para la vida y el planeta y como sociedad no somos consciente de aquello. De hecho, según cálculos de la ONU Cambio Climático, entre 1970 y 2015, a nivel mundial se perdió alrededor del 35% de los humedales, un problema que avanza a un ritmo acelerado.

Si queremos heredar un planeta sano y habitable para las nuevas generaciones, es fundamental que tomemos conocimiento de la relevancia que tienen para la supervivencia de nuestra sociedad y empecemos juntos a implementar pequeños cambios en nuestro diario vivir, siendo consumidores conscientes, reciclando, u ocupando medios de transporte más ecológicos, por ejemplo. ­

Y si bien muchos son destinos turísticos, es importante respetar y poner al centro el sinfín de beneficios que nos ofrecen. Por eso, en esta época estival, cuando muchos buscamos descansar y recargar energías durante nuestras vacaciones, no olvidemos dejarlos intactos y ojalá en mejores condiciones de lo que los encontramos. Asumamos nuestra responsabilidad a la hora de cuidar el planeta, disfrutando la naturaleza desde el respeto. Solo así tendremos un mañana más bonito.