Digitalización minera: los micro data centers como parte de la integración tecnológica

El uso de micro data centers, en la transformación digital de la minería, permitirá un mejor procesamiento y almacenamiento de la información en tiempo real.

97

Varias industrias se encuentran en un proceso de modernización, digitalización y transformación que se van implementando a pasos agigantados, mostrando un rápido crecimiento y desarrollo dentro de cada manufactura. En medio de esta evolución nos encontramos con la cuarta revolución industrial o lo que se conoce como Industria 4.0, que permite una mejor implementación de las nuevas tecnologías enfocadas, ya no solo en el Internet de las Cosas (IoT), sino también en el Internet de las Cosas Industriales (IIoT).

Este nuevo concepto de IIoT incluye sensores, equipos, instrumentos y dispositivos autónomos que se conectan a las aplicaciones industriales, a través de la Internet, haciéndolos parte del proceso productivo de una empresa. La pandemia, ocasionada por el COVID-19, también ayudó a que el IoT sea adoptado en diversas industrias para reactivar la economía. Un estudio de la consultoría EY, que se difundió en mayo del 2021, reveló que el 55% de empresas elevó su inversión en la transformación digital buscando digitalizarse y ser parte de la industria 4.0 en su totalidad.

Minería 4.0

Es en este contexto que la industria minera, así como otras, se viene modernizando a través de la digitalización de procesos para brindar mayor productividad, eficiencia y rapidez. Todo ello permitirá a las empresas reducir los costos de producción y maximizar los niveles de calidad.

Un estudio del año pasado de Vanson Bourne, consultora especializada en tecnología, señala que el 70% de las 100 empresas mineras más grandes del mundo que emplean el IoT, indican que estos cambios serán claves para que las compañías de este rubro sean más competitivas, aumenten su participación en el mercado y visualicen las ineficiencias y los ahorros de costos que se pueden generar con su uso.

Se estima que todo el proceso de la industria minera puede generar más de 2,5 Terabytes de información por minuto, por lo que es importante procesar y analizar estos datos en tiempo real para que los encargados (operadores o supervisores) puedan tomar mejores decisiones al respecto.

Por ejemplo, a través de sensores IIoT y procesamiento de imágenes de alta velocidad es posible identificar, antes del final del proceso, si un producto se fabricará de acuerdo con los estándares de calidad requeridos, generando ahorros de costos. 

La digitalización afecta en forma positiva los procesos productivos y de operaciones permitiendo, por ejemplo, mejora en la precisión del forecast optimizando inventarios, costos, materiales. También ayuda a la disminución de costos de ingeniería, a través de la implementación de gemelos digitales y la baja de costos asociados a caídas de producción, disminución de costos de no calidad, entre otros”, explica Hernán Neirotti, director de Desarrollo de negocios de la Unidad de Secure Power para Sudamérica, de Schneider Electric.

Para la Asociación de Minería Colombiana, la digitalización juega un papel muy importante, pues facilita la localización en tiempo real de personas, vehículos y equipos a través de sensores y dispositivos móviles interconectados, lo que genera una operación más segura, control del tránsito, gestión de emergencias y disponibilidad de data en línea para la toma de decisiones.

Hacia una minería digitalizada

Gracias a la digitalización, la precisión y la efectividad en los procesos mineros permiten realizar un análisis más profundo de la información que genera cada proceso. Pero para ello, las empresas deben considerar algunos desafíos, especialmente los relacionados con la seguridad física y ciberseguridad, el manejo del big data, la inversión inicial en equipos y sensores para el IIoT y la integración de los procesos.

Otro desafío sería el trabajar únicamente con un data center basado en la nube, ya que los tiempos de latencia pueden afectar directamente al proceso de producción. “Demoras en los tiempos de respuesta desde el data centers central puede producir inconvenientes de todo tipo en aplicaciones industriales, generando demoras, improductividades, pérdidas de producción, pérdidas monetarias. Pero esta situación queda resuelta implementando soluciones de Industrial Edge para manejar las aplicaciones de forma local”, afirma el representante de Schneider Electric.

En esa misma línea, la arquitectura que recomienda el ejecutivo son los micro data centers descentralizados que se ubican en el Edge, es decir en el borde o en el lugar donde los datos se generan. Estos se encuentran conectados a una data center mayor (sea regional o basado en la nube o ambas opciones en simultáneo), lo que permitirá que el procesamiento y almacenamiento de información se realice de forma local para tomar decisiones en tiempo real, y luego, según lo que indique el experto IT, los datos de los micro data center se pueden replicar hacia el data center superior (regional o centralizado).

Finalmente, “El imperativo básico y fundamental en los negocios mineros son la sostenibilidad, descarbonización, mejor uso de los recursos y maximizar la rentabilidad. Hay soluciones que son facilitadas a través de nuestra Plataforma IoT y soluciones tecnológicas. En ese sentido, también nuestras soluciones de ciberseguridad y de infraestructura necesaria de IT permiten administrar la información de manera segura”, explica Neirotti.

Las soluciones del IoT permiten que la automatización, la energía y los procesos integrados digitalmente permitan construir un negocio de minería y metales sostenible. La digitalización de la industria minera es una realidad y este es un requisito fundamental para lograr su futuro crecimiento.