DTEN D7: Pantalla interactiva que cambia la forma de hacer videoconferencias corporativas

229

Los sistemas de videoconferencia han permitido mantener la comunicación de manera eficiente ante los desafíos que representan los nuevos esquemas de trabajo híbrido. Comunicación remota con clientes de todo el mundo, capacitación de colaboradores, juntas de negocios y más, son parte del día a día empresarial.

Esos sistemas han evolucionado a lo que hoy tenemos: modernos dispositivos que permiten trabajar desde cualquier lugar, enlazar a múltiples personas a la vez y facilitar las dinámicas de trabajo híbrido y remoto. En este contexto, un equipo que viene a suplir gran parte de las necesidades de las organizaciones es la pantalla interactiva D7, de la reconocida compañía de innovación y accesibilidad en videoconferencias DTEN.

El dispositivo integra en un solo aparato tecnologías que antes debían sumarse de manera independiente. “Si antes una sala de conferencias tenía un costo muy elevado por todos los aparatos, ahora se puede instalar a un costo más bajo, incluidos los aditamentos necesarios para lograr encuentros remotos de una calidad inmejorable”, indicó David Sandoval, gerente regional de DTEN para América Latina.

La pantalla interactiva D7 viene en dos tamaños, con pantalla táctil de 55 o 75 pulgadas. Cuenta con PC integrado, micrófono, altavoz, cámara HD y la aplicación de videoconferencias Zoom Rooms preinstalada; así, queda listo para usarse en cuanto sale de la caja, pues solo se conecta y se configura en minutos. Dentro de los beneficios que ofrece esta pantalla es que se pueden reunir desde 2 hasta 50 personas, lo que permite lograr una efectiva capacitación, trabajo remoto, conferencia o congreso hasta para mil personas al utilizar más de una pantalla, revolucionando así las salas de juntas a nivel global.

“Instalar una sala de videoconferencia en la oficina ofrece grandes beneficios al momento de llevar a cabo reuniones ya sean híbridas o presenciales. No solo presenta una técnica rápida y conveniente para contactar a clientes, empleados o empresas que no puedan estar presentes, sino que es una alternativa a los viajes de trabajo y, por tanto, sus gastos asociados”, agrega Sandoval.

La cámara HD del D7 se ajusta automáticamente para participantes adicionales. De esta forma, y sin importar dónde se encuentren, no se perderán elementos de comunicación esenciales como las expresiones faciales y el lenguaje corporal, experiencias que se viven de forma presencial. Además, su pizarra interactiva se puede utilizar de manera simultánea con participantes en diversas ubicaciones. A su vez, la pantalla táctil permite realizar modificaciones y anotaciones a un mismo documento y en tiempo real.

Las compañías pueden adquirir la D7 55” desde USD $4,859.29 y la D7 de 75” desde USD $9,727.54 a través de los canales de distribución de DTEN, disponibles en https://dtenlatam.com.