El desafío del equilibrio en la serie Galaxy S24:innovación y sustentabilidad en la era de la inteligencia artificial móvil

100

Por Macarena Julio, Marketing Creativo Smartphones Samsung Chile.

En los últimos años, la Inteligencia Artificial (IA) ha emergido como una de las fuerzas más transformadoras en nuestra sociedad. Desde mejorar la eficiencia operativa hasta personalizar experiencias cotidianas, la IA ha demostrado ser una herramienta poderosa. Sin embargo, mientras celebramos sus beneficios, es crucial no perder de vista los impactos ambientales que su desarrollo conlleva.

Un estudio realizado por la Universidad de Massachusetts en 2019 reveló una estadística alarmante: entrenar un modelo avanzado de IA puede generar una huella de carbono de hasta 285.566 kg, una cifra comparable con las emisiones anuales de cinco automóviles. Este descubrimiento subraya la necesidad de un análisis más profundo sobre cómo equilibrar la innovación con la sustentabilidad. En Chile, como en muchos otros países, el uso de la IA está en pleno auge. Esta creciente adopción nos invita a reflexionar sobre las implicancias ambientales y a fomentar discusiones que busquen mitigar los efectos adversos.

La industria tecnológica enfrenta un desafío monumental: transformar recursos reciclados en materiales de alto rendimiento que no sólo sean sostenibles sino que también mantengan un diseño innovador y una calidad superior. Y Samsung ha abordado esta cuestión de manera ejemplar con el reciente lanzamiento de la Serie Galaxy S24.

Con esta nueva serie, la compañía no sólo ha innovado en términos de tecnología, sino que también ha rediseñado su enfoque hacia la sustentabilidad, implementando empaques más ecológicos y utilizando materiales reciclados en la fabricación de sus dispositivos. El Galaxy S24 Ultra, por ejemplo, contiene una batería que incluye al menos un 50% de cobalto reciclado y un 100% de elementos minerales especiales reciclados. Además, un mínimo del 40% del acero utilizado en sus parlantes proviene de material reciclado. Estos esfuerzos no son meramente simbólicos; representan un compromiso tangible hacia la reducción de la huella ambiental.

A medida que la era de la IA móvil avanza, Samsung está acelerando sus innovaciones para satisfacer las demandas no sólo de hoy, sino también del futuro. La serie Galaxy S24 no es sólo un hito en la tecnología móvil, sino también un paso significativo en el camino hacia la sustentabilidad. El compromiso de la compañía es profundizar y ampliar estas innovaciones año tras año, asegurando un futuro mejor para las próximas generaciones.

En resumen, aunque la generación y el uso de la IA tienen un impacto ambiental innegable, las empresas tienen la responsabilidad de mitigar estos efectos trabajando con tecnologías y materiales que reduzcan la huella de carbono. Samsung ha demostrado que es posible liderar el camino en innovación tecnológica sin sacrificar el compromiso con la sustentabilidad. A medida que avanzamos, es vital que más empresas sigan este ejemplo, buscando constantemente el equilibrio entre el progreso tecnológico y la responsabilidad ambiental.