El éxito financiero de cualquier empresa depende en gran medida de la herramienta “Financiamiento Directo”

Una forma de conseguir financiamiento rápido y efectivo, pensado para las empresas que quieren evitar dolores de cabeza y concentrarse en el negocio.

294

Uno de los mayores problemas que han vivido las pequeñas y medianas empresas a lo largo de la historia, es el financiamiento, un aspecto fundamental para lograr la sustentabilidad a lo largo del tiempo, o morir en el intento. Diversas opciones han salido al mercado para solucionar  este  problema, pero muy pocas han conseguido satisfacer las verdaderas necesidades de los emprendedores, por el hecho de siempre llevar “letra chica”.

Afortunadamente, hoy en día existe lo que la FinTech chilena Xepelin define como “Financiamiento Directo”, que a diferencia del factoring tradicional, entrega un servicio que permite a las empresas conseguir liquidez anticipando sus cuentas por cobrar de manera digitalizada, sin tener que realizar trámites engorrosos ni firmas, sin retenciones ocultas, dando seguimiento en línea a toda la operación de una forma fácil, efectiva y transparente. 

“En Xepelin entregamos capital de trabajo de manera online, en donde el cliente al inscribirse en nuestra página web no solo accede al financiamiento instantáneo, sino que también a una plataforma gratuita que sirve como Gerente de Finanzas, garantizando el orden y un mejor manejo de fondos y procedimientos”, expresó Nicolás de Camino, Co-Founder y Co-CEO de Xepelin. 

¿Cómo funciona el Financiamiento Directo?

En este servicio participan tres actores; el cliente que emite la factura y necesita el dinero rápido, el deudor quien debe pagar la factura correspondiente en un plazo determinado y finalmente Xepelin, quien se hará cargo de, por una parte entregar el dinero al cliente, y por otro, cobrar posteriormente la deuda. 

El funcionamiento del servicio se caracteriza por el rápido proceso de pago que realiza la fintech al cliente, para que este pueda hacer uso del dinero de manera inmediata. Una vez realizado el pago de manera  online, la FinTech se encarga de cobrar posteriormente al deudor el capital en cuestión, obteniendo una pequeña comisión. Es importante señalar que con este servicio, se evita la espera de las facturas con plazos de 30, 60 o 90 días de pago, práctica muy común dentro del mercado.

Es una manera rápida y efectiva que permite a las pequeñas y medianas empresas tener un mayor flujo de caja sin estancamientos ni barreras, habilitándolas para hacer crecer su negocio de manera constante. 

Beneficios del Financiamiento Directo 

Este servicio cuenta con múltiples beneficios tanto para el cliente como para el deudor, disminuyendo los problemas de pago para las empresas y otorgando una alternativa rápida y directa que permite el exitoso avance de las mismas. 

Con esta alternativa al factoring, las empresas obtienen liquidez inmediata, consiguiendo recursos para continuar sus operaciones y enfocándose en lo verdaderamente importante. Al mismo tiempo,  permite organizar de mejor forma los recursos financieros, al contar con dinero inmediato para abastecer lo que pueda faltar en la empresa. Lo anterior se vuelve mucho más relevante, ya que al ser un sistema online, no se registra una deuda con el sistema financiero, logrando un mejor récord crediticio de la empresa. 

En conclusión, este servicio permite a los empresarios usar el  dinero para diversas  acciones, tales como expandir su negocio, pagar sueldos, renovar mobiliario, mantenimiento, inversión en otras estrategias de ventas o crecimiento y todo lo que la empresa necesite. De esta forma, se obtiene un conducto de trabajo mucho más rápido, elevando el estándar de la empresa y consiguiendo el éxito mediante el profesionalismo financiero.