El gran hipócrita

424
Imagen de Samuel F. Johanns en Pixabay

Por Rafael Videla Eissmann.

Señor Director:

Gabriel Boric, el “Presidente de la República de Chile”, ha rebuznado hasta el cansancio sobre su “compromiso irrestricto” con los Derechos Humanos… Pues bien, ¿qué hace este pelele y su pandilla en la República Popular China? Evidentemente, se desentiende del hecho que en China hay sólo un partido político: El Partido Comunista de China –por cierto, marxista leninista–. El pelele desconoce asimismo las sistemáticas violaciones a los Derechos Humanos en China –véanse los informes del Departamento de Estado de los Estados Unidos de América, de Amnistía Internacional y de Human Rights Watch, quienes acusan al gobierno chino de restringir las libertades de expresión, de movimiento y de religión–. Además, conscientemente ignora la invasión de China al Tíbet de 1950 (7 de Octubre de 1950), motivando con ello el exilio de por vida de Su Santidad el XIV Dalái Lama.

La ocupación y destrucción del Tíbet perdura hasta hoy.

¿Qué dice Boric y sus secuaces sobre las violaciones de los Derechos Humanos en China? ¿Dónde están las condenas? ¿Dónde están las condenas de los partidos políticos de Chile a este viaje del “Presidente de Chile” y su comitiva? ¿Dónde está la condena del Congreso Nacional? ¿Qué dicen al respecto los afamados periodistas de la televisión-basura? ¡Nada! ¡Nada! ¡Nada! Pues todos son una caterva de hipócritas, cínicos y mentirosos.

Estos son los farsantes que gobiernan a Chile.