¿Está buscando empleo? Tenga en cuenta estos factores para lograr buenos resultados

185

Ya sea que es su primera vez, esté cesante o tal vez un poco disconforme con su actual trabajo, la tarea de encontrar un empleo representa un gran desafío que no se debe dejar al azar y que requiere de mucho tiempo, dedicación y compromiso personal.

Así lo sostiene Claudio Oyarzún, gerente general de HumanNet, empresa de Gestión de Capital Humano, quien manifiesta que es fundamental, en esta materia, contar con un plan de acción para llevar a cabo la búsqueda laboral y asegurar el éxito.

“No obstante, dicha planificación es sólo una parte del todo, pues a ello hay que sumar otros ingredientes tales como el ser positivo, cultivar la red de contactos, disponer de una buena base de datos y preparar las entrevistas laborales, entre otros factores”, agrega el ejecutivo.

Sobre el plan de acción, el ejecutivo expresa que esa carta de navegación debe reflejar el objetivo de la búsqueda de la persona, el tipo de cargo al que aspira, mercado o industria donde apuntará, si sólo se enfocará en su región o está dispuesto a trasladarse de ciudad, el sueldo que anhela ganar y los plazos para lograr aquello, entre otras variables. De esta manera, el esfuerzo será más eficiente y efectivo.

Otros elementos a considerar

·         Horario de trabajo. La búsqueda de un nuevo trabajo es, en el fondo, un trabajo más. Es decir, requiere de un horario, tareas, disciplina y compromiso permanente por parte del trabajador.  

·         Redes sociales y portales de trabajo. La gran mayoría de las empresas usan este tipo de plataformas, tanto para publicar sus ofertas laborales como para buscar a posibles candidatos. Por ejemplo, Linkedin es la red social por excelencia para hacer de nuevos contactos profesionales, compartir artículos de interés e informarse de oportunidades laborales. También tener la información completa en portales como Laborum, Trabajando y Computrabajo entre otros, hará más eficiente la tarea.

·         Autoconocimiento. Esto se traduce en que la persona tenga la capacidad de conocer muy bien cuáles son sus fortalezas, así como sus debilidades, antes de postular a un trabajo. Por ejemplo, si un individuo tiene un perfil más bien introvertido y analítico es muy difícil que tenga éxito al postular a un trabajo en el área comercial, en donde se requiere de un alto grado de extroversión y sociabilidad, entre otras exigencias.  

·         Base de datos y Red de Contactos. Disponer de una buena base de datos de empresas y contactos es fundamental para buscar un empleo y detectar oportunidades laborales. Buscar los contactos de segundo y tercer grado, es decir, el contacto de mi contacto, es de gran utilidad.

·         Preparar un buen CVs y perfil en Linkedin. Más que poner el acento en la carrera estudiada y los cursos de perfeccionamiento realizados, es muy importante destacar en el currículum las habilidades y destrezas con las que se cuentan y los resultados y logros obtenidos en cada uno de los trabajos donde se ha estado. Por otra parte, el perfil en linkedin es la carta de presentación digital en los actuales tiempos.

·         Discurso atractivo. Toda persona que busca un empleo debe desarrollar un discurso “vendedor” de sí mismo, centrado en las fortalezas y habilidades que se poseen, que sea positivo y convincente, y sobre todo demostrable con pruebas concretas. Nunca mentir ni tampoco exagerar los hechos, pero sí que sea un relato que persuada al resto. “En 5 minutos debo ser capaz de contar quién soy, qué he logrado y lo que estoy buscando. Esto debe ser preparado previo a una entrevista de trabajo”, destaca Claudio Oyarzún.

·         Actitud positiva. Esto significa mostrarse como una persona optimista, ganadora, que mira la mitad llena del vaso y que se centra en aquellas cosas y factores que nos estimulan y generan movimiento.   

·         Preparación de entrevista. Uno de los principales errores que comete más del 50% de los candidatos a un puesto de trabajo es no prepararse para la entrevista laboral. Y peor aún, improvisar las respuestas en ella. Una persona que pretende ser la elegida para ocupar una posición determinada lo que nunca debe hacer es dejar las cosas al azar. Una entrevista de trabajo es una gran oportunidad para que el postulante se venda a sí mismo, es una verdadera vitrina para mostrarse como profesional y como el más apto para quedarse con esa posición vacante, independiente si se realiza de forma presencial o remota.