La estrategia de contención del covid-19 de Taiwán: tecnología innovadora y cobertura de salud universal

280

Por Dr. Shih-Chung Chen, Ministro de Salud y Bienestar, República de China (Taiwán).

Dos años después del inicio de la pandemia de la covid-19, se han registrado más de 510 millones de casos confirmados y más de 6,25 millones de muertes en todo el mundo. Mientras las naciones continúan luchando contra la pandemia, los logros de Taiwán han sido ampliamente reconocidos. Hasta el 10 de mayo de 2022, se habían registrado alrededor de 390.000 casos confirmados y 931 muertes en Taiwán, que tiene una población de 23,5 millones de habitantes. Y gracias a un esfuerzo conjunto del gobierno y del pueblo, la tasa de crecimiento económico de Taiwán para 2021 alcanzó el 6,45 por ciento.

Cobertura sanitaria universal

El sistema del Seguro Nacional de Salud (NHI, siglas en inglés) de Taiwán, que se creó en 1995, ha desempeñado un importante papel en la lucha contra la pandemia. El sistema NHI proporciona servicios de salud completos y de alta calidad, habiendo logrado una cobertura universal (99,9 por ciento). Los sólidos sistemas de salud y de NHI de Taiwán han protegido al pueblo y han garantizado la estabilidad social durante la pandemia de la covid-19. Además, la exhaustiva base de datos del NHI y otros sistemas de información actualizados han resultado fundamentales para garantizar la aplicación exitosa de la tecnología digital para la prevención de enfermedades. El sistema de salud de Taiwán ocupó el segundo lugar en el mundo en 2021, según la publicación CEOWorld. En la encuesta anual de Numbeo de 2021, Taiwán ocupó el primer lugar entre los 95 países encuestados en la categoría “Índice de atención médica”.

Uso de la tecnología para la prevención de epidemias

En febrero de 2020, durante las primeras etapas de la pandemia de la covid-19, para reducir el riesgo de transmisión comunitaria el gobierno implementó un Sistema de Cuarentena para Entradas mediante la integración de las bases de datos del NHI, de inmigración y de aduanas a fin de permitir el análisis de big data. Se introdujeron datos en el Sistema Digital de Seguimiento, que utilizó el registro de ubicación de los teléfonos móviles para monitorear el paradero de las personas que estuvieran en cuarentena o aislamiento domiciliario. Además, para garantizar la privacidad, los datos personales capturados se almacenaron durante un máximo de 28 días y luego fueron eliminados.

A medida que se incrementaba la demanda, y para asegurar que todos los residentes disfrutaran de un acceso equitativo a las mascarillas médicas, las personas debían utilizar su tarjeta del NHI para adquirirlas bajo el “Sistema de distribución de mascarillas basado en el nombre”, lo cual ayudó a evitar un desequilibrio entre la oferta y la demanda. Al mismo tiempo que se protegían los datos personales, se agregó una nueva función al llamado sistema MediCloud del NHI que permitía consultar el historial de viajes y los contactos de los pacientes para integrar de manera efectiva los datos sanitarios. Esto ayudó al personal médico de primera línea a juzgar los riesgos de infección y a tomar las pertinentes medidas de control de infecciones.

Vacunas y certificados digitales

Para digitalizar los servicios de atención médica, se creó la aplicación “NHI Express”, que ofrece características tales como citas para vacunación, datos personales de salud, registros médicos, registros de vacunación de covid-19 y resultados de pruebas. A finales de 2021, Taiwán se unió al programa de Certificado Covid Digital de la UE y permitió a los ciudadanos solicitar certificados de vacunación y certificados de prueba digitales. Este programa fue uno de los primeros estándares globales desarrollados. Fue adoptado por muchos estados y fue el primero en aplicarse para viajes internacionales. Los ciudadanos de Taiwán pueden entrar en 64 países, incluidos los estados miembros de la UE, con dichos certificados.

Historia clínica electrónica y telemedicina

Desde el año 2010, Taiwán ha estado creando una infraestructura de información de salud, como es el caso del sistema de intercambio de registros médicos electrónicos (EMR). Desde mayo de 2021, Taiwán amplió sus servicios de telemedicina en las instituciones de atención médica e incluyó tales servicios en la cobertura del NHI como una manera de reducir el riesgo de infecciones grupales en dichas instituciones. Utilizando los sistemas MediCloud del NHI y EMR, la telemedicina sin contacto permite al personal médico obtener los registros médicos de los pacientes y ofrecer servicios apropiados e integrales a personas que estén en áreas remotas, lo que a su vez ayuda a alcanzar el objetivo de “salud para todos” de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Nuevo modelo de Taiwán

Gracias al uso preciso de la tecnología, la transparencia de la información, los controles fronterizos estrictos y la detección precisa e investigación de los casos, Taiwán pudo contener la pandemia mientras las personas realizaban una vida normal y logrando un crecimiento económico positivo. Sin embargo, con la propagación mundial de la variante ómicron desde fines de 2021, la transmisión comunitaria también comenzó a aumentar en Taiwán. La variante parece ser mucho más contagiosa, pero causa síntomas leves o nulos. Intentar bloquear la transmisión de todos los casos sería un esfuerzo vano que afectaría en gran medida a la forma de vida del pueblo. Por consiguiente, desde abril de 2022 el gobierno ha optado por centrarse en eliminar los casos graves, gestionar los leves, minimizar el impacto general y centrar su preocupación en casos moderados y graves. Este nuevo “Modelo de Taiwán” busca permitir que el pueblo pueda llevar una vida normal mientras se mantienen las medidas activas de prevención de epidemias y el país abierto constantemente.

Fortalecer la resiliencia del pueblo

Con la introducción de kits de prueba rápida de antígenos, Taiwán ha acortado las cuarentenas y ha reducido las medidas de control, exigiendo que los casos confirmados lo notifiquen a sus contactos cercanos para someterse a aislamiento domiciliario, utilizando la notificación electrónica de contactos durante el proceso. A medida que aumenta la demanda de pruebas rápidas, el gobierno ha solicitado una cantidad fija y ha adoptado un esquema de racionamiento basado en el nombre, distribuyendo pruebas a las farmacias contratadas por el NHI para que la gente las compre utilizando sus tarjetas del NHI.

Preservar la capacidad de atención sanitaria

Taiwán ha adoptado un enfoque de triaje, haciendo que los casos más leves de la covid-19 se sometan a atención domiciliaria y reservando el tratamiento hospitalario para personas de grupos de alto riesgo, como casos moderados y graves y ancianos. En atención domiciliaria, las personas pueden acceder a consultas médicas de emergencia a través de aplicaciones móviles. Se ha conformado una red de farmacéuticos y farmacias comunitarias para brindar consultas y entregar medicamentos. A finales de abril de 2022, alrededor del 80 por ciento de las personas en Taiwán habían recibido una primera dosis de la vacuna de la covid-19, y el 60 por ciento había recibido una segunda dosis de refuerzo.

Taiwán puede ayudar y Taiwán está ayudando

El mundo de hoy continúa haciendo frente a los desafíos de la pandemia, al suministro de vacunas y a la recuperación pospandémica. Los países deben trabajar conjuntamente y prepararse para posibles futuras pandemias. Taiwán es un socio indispensable para garantizar una recuperación pospandémica exitosa. Para contener la pandemia, Taiwán ha seguido cooperando con otros países en la investigación y el desarrollo de vacunas y medicamentos contra la covid-19 y ha donado suministros médicos, como máscaras médicas y medicamentos, a países necesitados. Con ello, ha demostrado que Taiwán puede ayudar y que Taiwán está ayudando.

Este mes de mayo se celebra la 75ª Asamblea Mundial de la Salud (AMS) se celebra en mayo. Durante los últimos cinco años, Taiwán no ha sido invitado a participar en la AMS. Para garantizar que Taiwán no se quede atrás y que no haya brechas en la cobertura de la salud global, el país busca participar en la AMS de este año de manera profesional y pragmática, y poder realizar contribuciones como parte del esfuerzo global para hacer realidad la visión de la OMS de una red mundial perfecta de prevención de enfermedades.

Instamos a la OMS y a las partes implicadas a que apoyen la inclusión de Taiwán en la OMS y le permitan participar plenamente en las reuniones, mecanismos y actividades de tal organismo. Taiwán seguirá trabajando con el resto del mundo para garantizar que todos disfruten del derecho humano fundamental a la salud, según lo estipulado en la Constitución de la OMS. Siguiendo el espíritu de los Objetivos de Desarrollo Sostenible 2030 de las Naciones Unidas, nadie debe quedarse atrás.