La otra cara de la digitalización

384

Por Patricio Villacura, Regional Account Manager en Trend Micro. 

Muchas de nuestras prácticas laborales cambiaron al momento de migrar aceleradamente estas actividades a la nube, todo esto, gracias a las diversas facilidades que los empleadores brindan con la modalidad de “Work from Anywhere”. En la práctica, cualquiera podría trabajar desde una piscina en el Caribe o desde un hostal, en lo alto de las montañas de la Patagonia, siempre que hubiera conexión a Internet.

Lo que no se tuvo en cuenta fue que, así como se abrió la posibilidad para este trabajo remoto, también se abrieron potenciales puertas de entrada para que los ciberdelincuentes accedieran a la información de nuestras corporaciones desde redes y puntos críticos que no tienen el resguardo suficiente para detectar amenazas. Por ello, en conjunto con el Programa de Ciberseguridad del Comité Interamericano contra el Terrorismo de la Organización de los Estados Americanos (OEA/CICTE) conformamos un reporte orientado a una mirar desde cerca el impacto de la ciberdelincuencia en la región, durante el último año.

Para el caso de Chile, durante la primera mitad del año se reportaron más de dos millones y medio de detecciones de malware en la primera mitad de 2021. En términos de detección de email fraudulento, en nuestro país se detectaron alrededor de 48 millones de estas amenazas y casi un millón 300 mil de URLs maliciosas, lo que calificó al país como el segundo con mayor número de ataques -después de Brasil- dentro de los países que forman parte de la OEA. En ese sentido, este comportamiento responde al crecimiento acelerado del uso de herramientas digitales en nuestro país, donde la penetración de internet fijo y móvil representó un crecimiento de casi un 12%, con 136.1 accesos por cada 100 mil habitantes, según datos de Subtel.

Estos datos nos demuestran que Chile ha alcanzado un nivel de digitalización sin precedentes, convirtiéndose en una figura que en Latinoamérica ha progresado positivamente en materia financiera y tecnológica. Sin embargo, esto también lo hace un destino atractivo para las amenazas o generar campañas de ataques contra el país.

Sumándole a esto último, el estudio reveló que la banca superó al gobierno como el sector con más detecciones en todos los países miembros de la OEA, lo cual tiene sentido, si tenemos en cuenta que esta abarca los dos sectores que han experimentado un crecimiento importante.

Pero, ¿qué podemos hacer al respecto? Así como las tecnologías deben ser más sofisticadas para responder a los ataques, también lo deben ser las soluciones entregadas. Por ello, es importante que los usuarios y las empresas conozcan y apliquen el modelo de responsabilidad compartida, cambiar contraseñas y validar configuraciones de seguridad, para disminuir el riesgo de ataque. Como empresa y organizaciones vigilantes de la ciberseguridad, tenemos la tarea de rendir informes que den una vista detallada de las principales amenazas para que gobiernos, empresas y usuarios puedan tomar decisiones informadas para fortalecer su respuesta y prevenir ataques graves.El reporte completo se encuentra disponible en: https://www.trendmicro.com/vinfo/mx/security/news/cybercrime-and-digital-threats/trend-micro-specialized-cybersecurity-report-for-latin-america-and-the-caribbean