Las transiciones requieren de habilidades femeninas

383

Jocelyn Ann Black, gerente comercial corporativo de Grupo IMELSA y directora Red de Líderes de Sustentabilidad Latam.

Mucho se habla por estos días de tener políticas u organizaciones feministas. Pero el feminismo no es el objetivo. El objetivo es construir soluciones, empresas y políticas que consigan integrar todas las miradas y se conviertan en modelos diversos.  

Incorporar las habilidades femeninas es estar conscientes que estamos viviendo procesos de transformación estructural que afectan los sectores financieros, de consumo, energéticos, políticos y que eso requiere de una gran empatía y capacidad de integrar, de observar aspectos distintos e indirectos que, por lo general, no han sido pauta de los liderazgos actuales.  

Las empresas están viviendo procesos complejos de reconversión, en especial en temáticas de sostenibilidad, donde sus negocios ya no pueden buscar solo la rentabilidad sin considerar el entorno y cómo generan beneficios compartidos. Por eso que vemos que las cifras han ido cambiando; la participación de mujeres en directorios en Chile subió al 12,7%, en el mercado energético alcanza el 23% y en el mundo, el 80% de los profesionales de sostenibilidad en organizaciones internacionales hoy en día son mujeres. 

Y es que tenemos esa capacidad holística y que hoy más que nunca está disponible y ansiosa de ponerla al servicio para ayudar a que las conversaciones y las conversiones sean resultados que integren. Las transiciones requieren de habilidades femeninas sumadas a las masculinas, es ese mix que realmente puede producir cambios que de esta vez sí incluyan los más diversos aspectos, formas y modelos, sin exclusiones ni preferencias.