Normalicemos el uso de los test de antígenos

232

Por Nicolás Etchegaray, Director de HD SAFETY.

Chile demostró buenas señales respecto al manejo de la pandemia y. en consecuencia, a la contención del Covid-19. Los contagios -hace unos meses atrás- estaban controlados a excepción del 11 de febrero (y días posteriores), donde vivimos un alza con más de 35 mil contagios. Hoy los contagios están comenzando a subir nuevamente y consigo también los test PCR y la ocupación de hospitales, pero ahora más que nunca debemos considerar el autocuidado y con esto, los test de antígenos que han demostrado ser útiles en nuestro país.

Los test de antígenos, comprobados y aplicados por el Ministerio de Salud desde marzo del 2021 en nuestro país, se encuentran disponibles en diversas farmacias y laboratorios. Chile cuenta con una amplia red de distribución de estos mismos, disponibles para que cualquier persona con sospecha de contagio, se realice un test rápido con el fin de obtener resultados preventivos en cosa de minutos.

Cada vez son más diversos los test de antígenos en nuestro país, y consigo también las innovaciones que van mejorando con el tiempo.. A pesar que el funcionamiento de estos test consiste en la detección del ARN del virus, podemos encontrar distintos métodos de utilización. Por ejemplo, laboratorios han apostado por usos a través de testeo salival, nasal, aliento, entre otros.

El retroceso a fase de medio impacto de toda la RM, es una señal de que la pandemia aún no ha terminado, que el virus sigue y seguirá vigente entre nosotros. Estamos superando los 4000 casos diarios y se habla incluso de una “nueva ola”, por lo que necesitamos implementar en los establecimientos educacionales, las empresas y organizaciones en general, una educación integral entorno a la “nueva normalidad”, que viene de la mano con el auto testeo a través de los exámenes de antígenos.

De acuerdo con cifras del Minsal, de los 5000 casos que se diagnosticaron a la fecha (19 de mayo), un 49% se diagnostica por test de antígeno. Sin embargo, esta cifra aún no es del todo sólida, ya que varía según cada caso y sobre todo si esa persona y su entorno, cómo podría ser su empleador, conoce sobre las herramientas para evitar contagios masivos. Cuidarnos depende de todos y podemos colaborar todos juntos.