Peuco rescatado en temporal es liberado gracias al trabajo colaborativo entre SAG y USS

· El ejemplar fue rescatado durante el temporal que azotó a la región del Biobío en junio pasado, permitiendo su liberación, tras una intensa rehabilitación.

83

En medio del sistema frontal que azotó a la región del Biobío en junio, un peuco (Parabuteo unicinctusfue encontrado en condiciones críticas en el humedal Price de Hualpén. El ave rapaz fue encontrada por vecinos del sector quienes dieron aviso al Servicio Agrícola y Ganadero (SAG) de Biobío, siendo trasladado el ejemplar al Centro de Rescate de Fauna Silvestre (CEREFAS) de la Universidad San Sebastián (USS) para su diagnóstico, determinándose un traumatismo encéfalo craneano (TEC) cerrado, un estado nutricional bajo y una fisura a nivel vertebral cervical, y liberación. La colaboración entre ambos organismos fue crucial para brindar las atenciones necesarias y permitir su recuperación.

Al respecto, el Director Regional del SAG de Biobío, Roberto Ferrada, indicó que “una vez más podemos devolver a un ejemplar de fauna silvestre a su hábitat natural, en esta oportunidad en un área de resguardo camino al aeropuerto Carriel Sur, una ubicación seleccionada para proporcionarle un entorno seguro y propicio para su readaptación, lo que fue posible gracias al trabajo conjunto entre la ciudadanía, a un centro de rescate de la USS y el SAG”.

Sobre su rehabilitación, el médico veterinario a cargo del CEREFAS y académico USS, Fabián Hernández, señaló que fue un proceso meticuloso, que implicó inicialmente mantenerlo en una jaula pequeña y oscura para minimizar el estrés y facilitar su sanación. Se le administraron medicamentos para el dolor y se controló la presión craneal, permitiendo que el ave pudiera ponerse de pie de nuevo.

Agregó que a medida que mostraba signos de mejoría y actitudes de independencia, el tamaño de las jaulas se incrementó gradualmente. Durante su recuperación, su dieta se basó en carne y huesos de pollo, complementada con suplementos vitamínicos A, D, E y complejo B, lo que contribuyó significativamente a su rehabilitación física.

“Una vez que se mostró estable, fue trasladado al aviario, donde pasó dos semanas realizando pruebas de vuelo y demostrando sus competencias de caza”, dijo el profesional de la USS.

Este entorno simulado fue fundamental para garantizar que el ave estuviera en condiciones óptimas para sobrevivir en su hábitat natural. Las pruebas no solo evaluaron su capacidad física, sino también su destreza en la captura de presas, un indicador esencial de su aptitud para la vida en libertad.

Finalmente, el Director Regional del SAG de Biobío reiteró el llamado a la ciudadanía a informar al Servicio en caso de encontrar ejemplares de fauna silvestre heridos, lesionados o fuera de hábitat, permitiendo así su rescate y reinserción o derivación a centros de rehabilitación. Además, señaló que, en caso de avistamientos en su hábitat natural, cuando éstos no presenten alguna lesión o problema de movilidad, a no molestarlos y dejarlos que retornen de forma voluntaria a su medio natural, ya que la manipulación inadecuada y el cautiverio son un grave daño que se les provoca a estas especies.