SAG Biobío recuerda tomar medidas frente a la presencia de mosca de alas manchadas

Plaga afecta algunas especies frutales como cerezos y berries. Se encuentra presente en nuestro país desde el año 2017 y fue detectada en marzo de 2018 en la comuna de Mulchén en la región del Biobío.

167

El Servicio Agrícola y Ganadero (SAG) de Biobío hace un llamado a los productores/as de especies frutales como cerezas y berries a informarse sobre las medidas a aplicar frente a la presencia de la plaga Drosophila suzukii o mosca de las alas manchadas, plaga presente en la región desde marzo del 2018.

Al respecto, el Director Regional (s) del SAG de Biobío, Roberto Ferrada, destacó la importancia de un control y manejo integrado de la plaga, la que puede causar graves daños si no se realiza un manejo adecuado, ya que a la fecha no existen medidas que permitan erradicarla o eliminarla por completo.

En este sentido, el directivo explicó que la mosca de alas manchadas es considerada una plaga presente entre las regiones de Valparaíso y Los Lagos y con presencia restringida entre las regiones de Tarapacá y Coquimbo y en Aysén. Ataca a una amplia gama de cultivos de frutas, así como a un número creciente de frutas silvestres. (Resolución SAG N°1943/2019).

Sobre las medidas preventivas, señaló que conforme a la forma de abordar internacionalmente esta plaga, además de las opiniones de expertos internacionales que han visitado Chile y a la situación local, se sugiere que exista un manejo integrado de esta especie, lo que implica que en momentos específicos se realicen aplicaciones químicas en caso de detecciones de ejemplares de la mosca de alas manchadas, además de limpieza del huerto, eliminación de malezas que pudieran ser hospedantes de plaga, buen manejo del riego, entre otras acciones, las que están indicadas en la web del SAG www.sag.cl. Más información en https://www.sag.gob.cl/ambitos-de-accion/drosofila-de-alas-manchadas-drosophila-suzukii y la cartilla informativa está disponible en el link https://www.sag.gob.cl/sites/default/files/cartilla_drosophila_suzukii_02sept2021.pdf

“En los huertos o predios donde existan cultivos hospedantes del insecto se debe realizar limpieza de la superficie del suelo, poda de plantas y/o árboles para eliminar posibles o eventuales lugares de refugio de la plaga, entre otras”, indicó Roberto Ferrada.

Asimismo, precisó que es responsabilidad de los productores/as, arrendatarios/as, tenedores/as, administradores/as de huertos de especies cultivadas, efectuar medidas de manejo integrado para el control de la plaga.

Mosca de alas manchas

Esta plaga se diferencia de la mayoría de las especies de su género -denominadas comúnmente “moscas del vinagre”, las cuales no son plagas, debido a que infestan fruta sobre-madura, caída o en estado de fermentación, ya que oviponen en frutas sanas que se encuentran en estado de maduración y que preferentemente poseen epidermis suave y delgada.

Posteriormente, sus larvas se desarrollan y se alimentan de la pulpa de la fruta, generando que ésta se vuelva no comercializable. Esta plaga ha demostrado tener una rápida expansión, una fecundidad típicamente alta y un ciclo vital de corto tiempo, lo cual sumado a la disponibilidad de hospederos y a las condiciones climáticas de nuestro país, permiten contar con las condiciones adecuadas para su establecimiento.