Según análisis de la UCSC: Bajas emisiones de CO2 posicionan al REC 2023 como uno de los festivales más sustentables del mundo

Ubicación estratégica, accesibilidad mediante transporte público y uso de conexión a la red eléctrica de bajas emisiones del Teatro Biobío para escenarios del evento, fueron algunos de los hallazgos que se destacaron en el análisis.

186

El Festival REC 2023 no sólo fue una fiesta para los amantes de la música, sino también se posiciona como un evento modelo de sustentabilidad ambiental. Así lo demuestran los resultados del estudio de medición de huella de carbono realizado por el Centro de Energía de la Universidad Católica de la Santísima Concepción (UCSC) y que además comparó el REC con festivales de similares características de distintas partes del mundo.

Cabe destacar que, en su octava edición, el REC congregó durante los días 28 y 29 octubre a más de 160 mil personas en el Parque Bicentenario de Concepción y, por primera vez, contó con la colaboración de la UCSC para analizar la huella de carbono que deja el festival impulsado por el Gobierno Regional del Biobío y producido por el Teatro Biobío.

De acuerdo al Dr. Guillermo Ramírez, investigador del Centro de Energía UCSC, “la huella de carbono es la cantidad total de gases de efecto invernadero, principalmente dióxido de carbono (CO2), que son liberados a la atmósfera como resultado de las actividades humanas. Por lo tanto, la medición de la huella de carbono consiste en cuantificar y evaluar las emisiones de gases de efecto invernadero asociadas con un evento o actividad. La metodología utilizada en este estudio cumple con el Protocolo de Gases de Efecto Invernadero (GHG) y la norma ISO 14064-1, que son las normativas para la cuantificación de GHG más utilizadas en el mundo. De esta manera, este trabajo de medir y establecer indicadores es clave para tomar decisiones correctas para el futuro, donde se pueda mantener lo que se está haciendo bien, y reforzar y mejorar los puntos que pueden estar débiles”.

En esa misma línea, la directora ejecutiva del Teatro Biobío, Francisca Peró, comentó que “para el equipo de producción, junto al Gobierno Regional, es esencial poder avanzar en la realización de un festival de música más sustentable y en sintonía con los desafíos ambientales que tenemos como sociedad. Conocer el impacto y la huella de carbono que genera el festival, gracias al trabajo realizado por la UCSC, nos entrega una base muy buena y necesaria, que nos permitirá trabajar en metas concretas de reducción de la huella para las próximas ediciones del REC. Lo importante es que partimos de un buen piso, lo que nos deja muy optimistas para seguir avanzando en las próximas ediciones del festival”.

Un emplazamiento estratégico, accesibilidad mediante transporte público y uso de energía eléctrica de bajas emisiones desde la red eléctrica del Teatro Biobío para escenarios y espacios del evento, fueron algunos de los aspectos que se destacaron en el estudio, que analizó las fuentes directas de energía del festival, que corresponden a generadores (ubicados en escenarios, backstage, zonas VIP, pantallas, puntos de activación de marcas y food trucks), vehículos móviles del evento (grúa horquilla, ambulancias, alzador) y medidor principal del edificio del Teatro.

Bajas emisiones de CO2

De acuerdo al estudio desarrollado por la UCSC, el consumo de combustible y emisiones CO2 del Festival REC son menores a los valores reportados en festivales internacionales similares, lo que, según afirmó el investigador del Centro de Energía, Dr. Aníbal Morales, se debe a aspectos como el número de asistentes, adecuada planificación de cantidad y potencia de generadores para escenarios, backstage, zonas vip, activación de marca, e incentivo del uso de transporte público.

“Mientras más días sean de evento, más emisiones absolutas totales se van a registrar. Pero mientras haya visitantes, el equivalente por persona es bajo. Por eso, a más personas, menos huella de carbono. Como referencia, el Festival Summerfest genera 1.077 toneladas de CO2 por día, con 800 mil asistentes diarios, equivalente a 1,35 kilogramos de CO2 por persona cada jornada; Coachella, con 808 toneladas de CO2 por día y 600 mil asistentes diarios, genera 1,35 kilogramos de CO2 por persona por día; y Newport Folk, 67 toneladas de CO2 por día y 50 mil asistentes diarios, equivalente a 1,34 CO2 por persona por jornada. Pero en el REC 2023 hubo 160 mil asistentes en total y se generaron 11,9 toneladas de CO2 por jornada, lo que equivale a 0,15 kilogramos de CO2 por persona por día”, detalló el académico de la UCSC.

Ubicación estratégica y acceso

Una de las principales conclusiones del estudio fue que la ubicación del Festival REC, en el Parque Bicentenario, resulta estratégica de cara a la sustentabilidad, debido a que, al estar en pleno Concepción y debido a los cortes de calles perimetrales, permite acceder fácilmente mediante movilización no motorizada (a pie, bicicleta, scooter, etc.). Sin embargo, la decisión del REC de promocionar del uso del transporte público hacia y desde el evento demostró ser altamente efectiva en la reducción de consumos de energía, combustibles y emisiones de CO2.

Al respecto, el Dr. Aníbal Morales, señaló que “una de las principales ventajas que tiene el REC es su ubicación, ya que permite poder llegar en transporte público, que es algo que no suele suceder en los festivales de música nacionales e internacionales, que por lo general están alejados de los centros urbanos, obligando a usar vehículo particular y vehículos de aplicación, además de alternativas de acercamiento a través de transporte público”.

“En el caso de REC, se interrumpen calles y se planifica el uso de transporte público como prioridad. A mayor uso de vehículos particulares, más huella de carbono por día. Por lo tanto, la ubicación actual es estratégica, promover la utilización de transporte público es una gran idea, y tener un evento lo más masivo es positivo porque ayuda a que los indicadores ambientales sean buenos, todo ello (misma energía, mayor cantidad de asistentes), sumado una buena planificación en capacidad y ubicación de las fuentes de energía estacionarias ubicadas en los distintos espacios, hace que el Festival REC tenga buenos resultados en cuanto a sustentabilidad”, añadió el académico.

Escenarios

La estrategia de REC, de usar de generadores de alta potencia en los escenarios exteriores del evento (Antuco, Lanalhue y Llacolén), fue valorado positivamente en el estudio de medición de huella de carbono, debido a que se identificó una adecuada planificación logística en aspectos como gestión de combustible, confiabilidad del equipamiento y continuidad operacional, en directa relación con la eficiencia y consumo de energía, así como también las emisiones CO2.

Además, un tercio de las actividades programadas en el Festival REC 2023 se realizaron en interior del Teatro Biobío, incluyendo shows y stands de feria, lo que fue calificado como beneficioso por la investigación desarrollada por la UCSC, debido al uso de la red eléctrica como fuente de energía limpia y de bajas emisiones.

“El Festival REC demostró tener una planificación bien preparada, lo que resultó efectivo para reducir los consumos de energía y emisiones, y asegurar el funcionamiento, tanto de los generadores utilizados en los escenarios exteriores para video, audio e iluminación, y las zonas de atención de artistas y operación en backstage, como del uso del Teatro Biobío para albergar una parte importante del evento”, añadió el Dr. Aníbal Morales

Para el Dr. Guillermo Ramírez, en tanto, las mediciones realizadas por el Centro de Energía de la UCSC en uno de los eventos musicales más importantes del sur del país, son importantes para crear conciencia sobre el impacto ambiental y demostrar el compromiso con la sustentabilidad.

“De acuerdo a los datos que pudimos extraer y analizar del REC 2023, podemos concluir que este Festival mostró un uso responsable de los recursos energéticos con bajas emisiones de CO2, con lo que se posiciona como un referente para eventos similares”, añadió el investigador.

El Centro de Energía de la Universidad Católica de la Santísima Concepción trabaja en I+D+i en energías renovables, electromovilidad, bioenergía e hidrógeno verde, entre otros, liderando diversos proyectos en colaboración con instituciones públicas y privadas. Actualmente el Centro de Energía UCSC cuenta con capacidad instalada de vanguardia para seguir generando soluciones para las regiones del Biobío, Ñuble y el territorio nacional.