Startup chilena de ciberseguridad reúne USD 1,4 millones en inversión para fortalecer su crecimiento internacional

Camel Secure acaba de cerrar su segunda ronda de financiamiento con el objetivo de seguir expandiéndose por Latinoamérica y preparar su arribo a EE.UU. La startup chilena desarrolló dos plataformas de ciberseguridad: una de gestión de recursos y riesgos tecnológicos, y una segunda de monitoreo de vulnerabilidades.

162

Camel Secure, la startup chilena de ciberseguridad formada en 2018 por Fabián Rodríguez y Luis Montenegro, quiénes se han dedicado al desarrollo de soluciones integradas a la seguridad de la información para proteger a las grandes empresas en el mundo del riesgo tecnológico, acaba de anunciar el cierre de su nueva ronda de inversión bridge -que se genera posterior a la serie semilla y es previa a la serie A- por USD 1,4 millones.

El nuevo levantamiento de capital estuvo liderado por dos fondos de inversión nacionales: Weboost y Manutara. Cabe destacar que esta última firma ya había participado en la ronda semilla de la startup en 2018, en la que levantaron USD 500 mil.

Fabián Rodríguez, CEO y cofundador de Camel, menciona que el objetivo de este levantamiento es poder consolidar el crecimiento en Latinoamérica y el aterrizaje en Estados Unidos.

“Con esta inyección de capital se podrá contratar personal e implementar nuevos servicios para el mercado estadounidense, el que es uno de los mercados más competitivos en el tema de la ciberseguridad en el mundo, por lo que buscamos que sea uno de nuestros principales focos para este año y para el 2023”, dice Rodríguez.

Desde Weboost Cristián Velasco, cofundador del fondo, comenta que ellos quieren acompañar el escalamiento que tenga la startup por América Latina para que se convierta en un player relevante en la región y así dar un salto a los mercados globales.

“Camel Secure tiene la oportunidad de hacer para la ciberseguridad lo que Google Analytics hizo para los datos: poner algo técnico al centro de la estrategia de la empresa de forma simple, pero profunda a través de dashboards y paneles de control de riesgos y responsabilidades”, explica Velasco.

Las soluciones de Camel

En estos años de funcionamiento, Camel ha desarrollado dos soluciones. La primera se trata de Camel 360, una plataforma de gestión de riesgos tecnológicos, en tiempo real, y con enfoque en el negocio; y Camel Vulnerability Manager, que está orientado a descubrir, visualizar y gestionar las vulnerabilidades tecnológicas de las organizaciones desde la perspectiva de la empresa, permitiendo descubrir y administrar la infraestructura TI del cliente, además de analizar y gestionar sus vulnerabilidades.

Ante los buenos resultados generados por estas plataformas en el mercado de ciberseguridad, la startup ya posee más de 40 clientes que se reparten por todo el continente, por lo que este año esperan superar los USD 5 millones de facturación y ya tienen planificado alcanzar su serie A en Estados Unidos por un monto cercano a los USD 10 millones. 

“El crecer es complejo, ya que no podemos perder nuestra visión de la mejor atención con los mejores productos tecnológicos. Además, tenemos la obligación de innovar con productos disruptivos en aspectos de ciberseguridad, pero siempre democratizando el conocimiento y operación de ciberseguridad”, reflexiona Rodríguez.