Vacaciones más entretenidas con los cursos de cocina de Caro Rocco

Si te gusta la cocina y quieres aprender nuevas recetas, esta temporada estival es el momento perfecto para poder concretar tus deseos y realizar actividades donde puedas compartir en familia.

417

Llegaron las vacaciones de verano y la Chef Caro Rocco tiene preparado el mejor panorama para grandes y chicos con entretenidas clases de cocina online, para sacar lo mejor cada uno en la cocina con elaboraciones que van desde lo más sencillo hasta platos más actuales y elaborados.

@caroroccos, en Instagram, estudió Cocina y Pastelería en Le Cordon Bleu de Londres, donde se graduó del Grand Diplôme de Cuisine et Patisserie en 2012. En plena pandemia armó su propio blog (https://carorocco.com/), espacio gastronómico que ha ido creciendo cada vez más, gracias a miles de seguidores que esperan con ansias sus exquisitas preparaciones.

Y para quienes quieren aprender, perfeccionarse o simplemente disfrutar de ricas y originales recetas, Caro Rocco realiza clases online vía Zoom que son una verdadera experiencia, donde todos los asistentes cocinan desde sus distintos espacios y pueden estar acompañados de sus parejas, hijos o amigos.

Si necesitas más información de los cursos puedes escribir al mail: hola@carorocco.com  

A continuación te dejamos una exquisita receta para disfrutar como postre o durante una tarde de terraza:

BROWNIE CON CHEESECAKE DE FRUTILLA

Ingredientes:

Para el Brownie:

  • 200 g chocolate amargo
  • 175 g mantequilla sin sal
  • 350 g azúcar
  • 90 g harina sin polvos de hornear
  • 50 g cacao en polvo
  • ½ cdta. sal
  • 3 huevos, a temperatura ambiente

Para el Cheesecake de frutilla:

  • 210 g queso crema, a temperatura ambiente
  • 40 g azúcar flor (azúcar impalpable / en polvo / glas)
  • 35 g frutillas en almíbar, molidas (o pulpa de frutilla)
  • Ralladura de 1 limón
  • ½ cdta. jugo de limón
  • 125 ml crema para batir, fría

Preparación:

Para el Brownie:

1. Precalentar el horno a 170 C. Preparar un molde cuadrado de 22×22 cm con papel para hornear/mantequilla. Dejar exceso de papel por los bordes, para luego poder tirarlos y desmoldarlos con más facilidad.

2. Derretir el chocolate y la mantequilla juntos en un bowl grande a baño María, hasta que esté casi todo el chocolate derretido. Sacar del fuego y terminar de derretir fuera del fuego, revolviéndolo con una espátula de silicona, para que se termine de derretir con su propio calor y evitar que se queme.

3. Agregar el azúcar y mezclar con la espátula de silicona hasta incorporar. Añadir la harina, cacao en polvo y sal y mezclar.

4. Agregar los huevos, de a uno, mezclando hasta incorporar y conseguir una mezcla uniforme.

5. Transferir la mezcla al molde cuadrado preparado, emparejar la superficie y hornear por 30 minutos. Cuando estén listos tendrán una capa superior quebradiza y el centro seguirá estando suave. No hornear en exceso, ya que los bordes se endurecerán.

6. Dejar enfriar completamente, sin desmoldar.

Para el Cheesecake de frutilla:

1. Si estás usando frutillas en almíbar: pasar las frutillas por un colador para drenarlas. Procesarlas en una licuadora. Usar 35 g para esta receta.

2. Agregar el queso crema a un bowl y batir para corroborar que esté suave y a temperatura ambiente. Es muy importante que esté a temperatura ambiente para que no se formen grumos.

3. Añadir azúcar flor y batir sólo hasta incorporar.

4. Agregar la pulpa de frutilla, ralladura y jugo de limón y batir hasta incorporar.

5. En un bowl aparte, batir la crema hasta que esté firme. Agregar 1/3 de la mezcla al bowl con el queso crema e incorporar con movimientos envolventes suaves. Agregar el resto de la crema en dos etapas, mezclando siempre con movimientos envolventes. Evitar mezclar en exceso, sólo hasta conseguir una mezcla uniforme.

6. Traspasar la mezcla de cheesecake al molde con el brownie completamente frío. Llevar al refrigerador por al menos 6 horas o preferiblemente dejar durante la noche.

7. Transcurrido este tiempo, desmoldar tirando el papel mantequilla. Cortar en barras del tamaño deseado con un cuchillo grande y limpio. Recomiendo limpiar el cuchillo luego de cada corte, para obtener bordes perfectos. Puedes calentar ligeramente el cuchillo entre cada corte con agua tibia o con un soplete de cocina.

8. Puedes decorarlos con más crema batida, flores comestibles o chocolate rallado.